Mi hija no quiere ir al cole…. El sistema maltratador.

La semana pasada les comenté el problema que hay en la clase de hija, y como muchos ya se habrán imaginado mi niña ( casi con cuatro añitos) no quiere ir al colegio, ni trabajar en clase… aunque con otra maestra o en casa hace, por voluntad propia toda clase de tareas escolares, ella sola y a buen ritmo.

Lo malo es que no es esta una expcepción, sino que la mayoría de aulas de pirmaria y secunadaria son así, son eso, una batalla campal entre dos bandos: maestro- alumnos, son la salvaguarda de que los alumnos son más y más ruidosos, así que ganan siempre…. que el adulto responsable de la clase los deje.

¿Qué pasa en los centros escolares?, ¿qué les pasa a nuestros niñ@s?, ¿cómo van a aprender en estas condiciones?… pues eso ocurre, que no aprenden nada y lo peor es que pierden el deseo por aprender, en una edad en la que por naturaleza el niño ansía aprenderlo y conocerlo todo.

Hablamos de fracaso escolar, de niños traviesos, de profesores desmotivados, de muchos alumnos/as por clase…. ¿Quién/en es entonces el que fracasa?los niños desde luego no (aunque algunos piensen que si, que son seres abominables que solo molestan a los adultos), el niñ@ es el último eslabón de la larga cadena que es el sistema educativo, y es el más débil: lo primero porque son NIÑOS, no son maestros, pedagogos, psicólogos técnicos y  no saben nada sobre el aprendizaje o lo que es educar; lo segundo es que son personas en formación totalmente dependientes de los adultos, luego si un niñ@ fracasa en el ámbito educativo, su fracaso no ha sido originado por él mismo, sino por algún eslabón del sistema, y lo digo recordando las palabras de un gran profesor.

Si a un alumno que no tiene ninguna dificultad específica le cuesta hoy en día sentirse motivado por ir al colegio y por aprender, imagínense a un niñ@ con TDAH que es sumamente sensible a las interferencias en su entorno, y que necesita un ambiente de calma, orden y tranquilidad para poder trabajar.

Un colegio o un instituto no se puede convertir en un lugar de sufrimiento para un niñ@, y la educación debe adaptarse por medio del maestro o profesor a las necesidades de los alumnos, porque el objetivo no debe ser dar un temario de 13 temas en los días lectivos correspondientes, es que esos alumn@s lo aprendan. Ya sé que eso es difícil, pero es que educar lo es, y mucho.

Los docentes se quejan de sus alumnos y estos de sus profesores, y aunque esto siempre ha ocurrido, parece que hoy es mucho más común. Si en clase tenemos alumn@s difíciles tendremos que abordar el problema y demostrar en esos momentos que somos profesionales… enseñar a un niño obediente y que está auto- motivado por la labor no tiene ningún mérito.

Para poder tener una escuela inclusiva, donde todo el mundo quepa, donde todos seamos personas, y no grupos, necesitamos que los alumnos vuelvan a sentir el deseo de aprender y de colaborar en clase, y que los alumnos/as con dificultades específicas del aprendizaje ( dislexia, discalculia, disortografia, falta de atención o TDAH), puedan conseguir sus objetivos…. tan solo a veces con pequeñas adaptaciones del curriculo que modifique la forma de aprender ( no el contenido).

La verdad es que es doloroso para los que nos importan los niñ@s y la juventud en general, ver tantos casos de abandono escolar, problemas de motivación, miedos y fobias relacionadas con el ámbito académico, problemas de autoestima y de enfermedades de tipo somático… ¿qué estamos haciendo con los niños?La verdad no lo se.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s